La exposición constituye no solo un recorrido por la historia de Filmoteca sino sobre todo por la del propio cine en Canarias, desde las primeras filmaciones y exhibiciones pasando por fórmulas de distribución y las salas cinematográficas. Los fondos que se muestran se conservan en los archivos de Filmoteca, algunos adquiridos y otros donados por particulares (coleccionistas, profesionales del cine, etc.) o por productoras, distribuidoras, festivales y asociaciones.
Entre los fondos más antiguos que podrá conocer el público cabe destacar las dos cámaras y el proyector de José González Rivero, fabricados en Alemania en los años 20 y con las que el propio Rivero realizó el primer largometraje canario, "El Ladrón de guantes blancos" (1926).
También se muestran dos proyectores de 16mm pertenecientes a David J. Leacock, padre de los dos cineastas que pasaron su infancia en Gáldar (Gran Canaria) Philip Leacock y Richard Leacock. El segundo de ellos filmó a la edad de 14 años el documental "Canary Bananas", del que Filmoteca conserva dos copias.
En este recorrido por el cine en Canarias tampoco faltan diversos aparatos y equipos utilizados en el cine amateur, cámaras, moviolas, antorchas y pegadoras, entre otros, que darán cuenta de la gran evolución de la tecnología en este sector.
Se incluyen, igualmente, fotogramas de las películas de Nieves Lugo y Benitez de Lugo, la primera mujer que se dedicó al cine en Canarias y que han sido recuperadas recientemente por Filmoteca. Las imágenes más antiguas que se conservan de ella son las que filmó con 25 años de las alfombras del Corpus de la Orotava en 1933.
En cuanto al material gráfico más antiguo destacan los carteles de la película " El suceso de anoche" (1928), pertenecientes a una colección cinematográfica adquirida por Filmoteca enlos años 90 y en la que también se encuentra la fotografía original más antigua, una película de 1917, protagonizada por Douglas Fairbanks.
En el listado de curiosidades que muestra esta exposición se incluyen también números originales de las revistas cinematográficas más antiguas: Popular Films y Films Selectos, entre otras, así como una selección de la colección de más de 8.000 programas de mano que conserva la Filmoteca, y láminas de actrices, álbumes de cromos y guías publicitarias de películas filmadas total o parcialmente en Canarias.
El público tendrá además oportunidad de visionar las primeras filmaciones realizadas por canarios, desde la familia Navarro Nieto en la playa de Las Canteras en 1915, una de las escasas películas domésticas que se conservan en España de esta década, fragmentos de "Islas Canarias", de J.G. Rivero, secuencias de " El ladrón de los guantes blancos" (1926) y por último, secuencias de "La hija del Maestre" (1928), también producida por Gran Canaria Films. A ello se suma otras secuencias de producciones canarias amateurs y profesionales filmadas entre los 50 y 90.
En la exposición también se hará un recorrido por los Cine-Clubs, asociaciones que surgieron en los años cincuenta en varios puntos de Canarias para poder disfrutar de un cine no comercial y que se mantuvieron en activo durante casi cuarenta años, hasta llegar a la formación del colectivo Yaiza Borges, quienes desarrollaron una importante labor cinematográfica en Canarias, no solo en la producción, sino también en la exhibición, y formación de isleños en este campo.
La Filmoteca conserva, igualmente, programas, carteles, estatutos, y carnets de socios, si bien hay que destacar el fondo del Cine Club Orotava, que fue depositado en la Filmoteca por uno de sus antiguos miembros en el año 2008 y en el que figura el material completo de sus actividades y también de otros cine-club con quienes mantenían contacto.
La exposición tambien hace un recorrido a través de carteles y fotografías de los largometrajes nacionales a internacionales de las películas que han utilizado Canarias como plató cinematográfico, desde las primeras producciones alemanas de la UFA hasta las más recientes. Cabe destacar entre ellas varias fotografías inéditas de la estancia del equipo de rodaje de Moby Dick en Las Palmas de Gran Canaria, entre ellos un joven Gregory Peck.
Otra parte de la muestra está dedicada a los principales actores y actrices de origen canario que tuvieron relevancia a nivel internacional como María Montez, Patricia Medina, Carlos Quiney o David Carpenter.
Mediante paneles con textos e imágenes también se explica qué es Filmoteca, las áreas de difusión y archivo y sus funciones, sin olvidar la campaña de recuperación de material cinematográfico iniciada hace unos años y gracias a la cual, el patrimonio audiovisual de Canarias se ha incrementado considerablemente.
Otro espacio de la sala está dedicado al oficio de operador de cabina, prácticamente inexistente en la actualidad ya que son pocas las salas que disponen de proyector de 35 mm. La gran mayoría de cines proyectan en formatos digitales y con ello, ha desaparecido un trabajo analógico. En la muestra se podrá ver como se rebobinaban las películas, como son las sacas donde se transportaban las latas, las bobinas de gran tamaño que utilizaban los proyectores y los informes que se hacían cuando se repasaban las películas, entre otras labores.
En definitiva, una selección de los materiales originales que se presentan acompañados por imágenes en movimiento y por textos explicativos e imágenes dispuestos en paneles con los que se trata de dar una visión de lo que ha sido el Cine en Canarias en más de cien años y el fruto del trabajo de la Filmoteca Canaria en los treinta años desde su creación.
Actualmente el archivo audiovisual posee más de 6.000 títulos de películas, de los que 3.000 están en formato digital y videográfico y el resto en celuloide. Asimismo cuenta con una colección de 8.500 programas de mano, unos 2.000 carteles e igual número de fotografías. La Filmoteca Canaria conserva también una amplia colección de aparatos antiguos: proyectores de Pathé Baby, 8mm. Súper 8, 16 mm. y 35 mm., así como cámaras y moviolas. La joya de la colección es un proyector y dos cámaras fabricadas en los años veinte, que pertenecieron a José González Rivero, realizador del primer largometraje canario, " El ladrón de guantes blancos" (1926).
En estas tres décadas, Filmoteca Canaria ha sido un punto de encuentro y centro de vida social para miles de aficionados al cine, que han encontrado en sus instalaciones y en sus actividades (proyecciones, presentaciones, coloquios, exposiciones y publicaciones) un aula de conocimiento y un foco de pensamiento crítico para los desafectos al cine comercial.
Ha contribuido a la formación de varias generaciones de espectadores que han educado su sensibilidad y elevado su cultura cinematográfica. Por la pantalla de la Filmoteca Canaria, en sus salas oficiales de Santa Cruz de Tenerife y en Las Palmas de Gran Canaria, han pasado las películas y los directores de mayor prestigio, así como los cineastas noveles y sus operas primas, gracias a los cuales el patrimonio fílmico canario sigue creciendo día a día.
Aunque quizás sea esta la parte más visible de la Filmoteca Canaria, el fomento de la cultura cinematográfica no sería posible sin una labor paciente y muchas veces anónima de localización, adquisición, conservación, restauración y catalogación de todo material cinematográfico que tenga interés histórico o artístico en general, haciendo especial hincapié por lo canario en particular. La exposición pretende contar en fotos, revistas, carteles, aparatos y películas esta historia.

 

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here